Fue a visitar a su tía a Francia y se la folló, este jovencito hizo incesto puro y duro con su propia tía, era la hermana de su padre que llevaba años viviendo en Francia y aunque iba todos los años a visitar a la familia esta vez al muchacho le tocó viajar hasta donde ella estaba, al principio todo fue muy familiar porque llevaban mucho tiempo sin verse.


En cuanto entró por la puerta la tía reparó en que su joven sobrino había crecido mucho y se había convertido en un joven muy apuesto con un buen paquetón que se hacía notar a través del pantalón vaquero, esto hizo que la tita no pudiera contener su deseo de echarle mano al cebollón del sobrino ya que aunque intentaba reprimir sus impulsos de bajarle la cremallera y sacarle el nabo cada vez se le hacía mas difícil.

Hasta que ya no pudo más, los sudores le caían por la frente abajo pensando en lo sabrosa que sabría esa joven polla y cortando de cuajo la conversación sobre la familia se fue directa a agarrarle el paquetón que tenía tan prominente, el chaval no tardó en reaccionar y corresponder a su querida tía con una buena sobada de tetas y chocho con lo que ella ya toda desatada se bajó al pilón y le comió el rabo y los huevos a su pariente, luego se tiro sobre el sofá y el chico le metió todo el pepino por el agujero del culo hasta que la hizo llorar de gusto, una visita familiar muy placentera que la dejó con el coño chorreando cremita blanca.

1+
happy wheels 2 demo

Comments are closed.