Una puta muy golosa se relame de gusto chupando hasta los huevos la polla grande y gorda de un negro pijón, tenía unas ganas locas de probar esa banana de chocolate tan exagerada, solo de verla mojaba las bragas comenzando a correrse, estaba deseando de sentirla también dentro de su coño empapado.

Aunque la guarrilla tiene novio, siempre había soñado con saber que se sentía con una super pija negra y gorda, sabía que los morenos son famosos por estar muy bien dotados y no podía esperar mas a mamar un tronco de ebano enorme como el que tenía delante, luego de una gran mamada, se lo metió hasta el final y casi pierde el conocimiento de tanto como lo gozó.

happy wheels 2 demo

Comments are closed.