Una pareja de gays perversos quedan enganchados a su perro por el culo, uno de los hombres está siendo penetrado por el animal, mientras que el otro tipo es el que le folla el ano al perro, a esta gente le fascina la doble penetración, están los tres encadenados por sus ortos y pollas y no se sabe cual de los tres está gozándolo mas, al chucho desde luego se le ha puesto cara de tonto y hasta los ojos en blanco.


Pero los individuos homosexuales tampoco se quedan atrás en cuanto a expresar placer, los dos jadean y gimen al unísono, se nota que se están divirtiendo a lo grande con la zoofilia, no paran de agitarse, y es que si uno de los chicos está disfrutando con la polla del perro incrustada en su ojete, el otro también se viene de lo lindo penetrándole el agujero del culo al animal.

happy wheels 2 demo

Comments are closed.