Mi perro es el sueño de cualquier ninfómana, porque siempre tiene ganas de coger, y no solo me folla y me abotona, también me chupa el clítoris y la vulva hasta casi dejarme en shock, con él tengo la mejor zoofilia que se pueda tener, es un regalo y lo cierto es que me tiene loca de contenta, espero que no cambie nunca.

Yo por mi parte también me porto muy bien con él, porque le chupo la verga a mi perro con todas mis ganas, lo disfruto de verdad porque tiene un pene muy apetitoso y no digamos la cantidad de lefa que expulsa siempre, a mí a veces me la echa en la cara y otras veces me la descarga en el chocho, pero sea donde sea me deja muy gustosa, no tengo mas remedio que darles las gracias a mi mascota por el buen sexo que me ofrece todos los días.

happy wheels 2 demo

Comments are closed.