Si hay algo que realmente me gusta un montón es hacer zoofilia con el perro, es en realidad la mascota de mi marido, pero desde que descubrí lo bueno que es el animal follando no lo suelto nunca, porque me hace gemir y disfrutar como nunca lo he hecho, mi esposo se sorprende del cariño que de repente le tengo al animalito, yo disimulo diciendo que siempre se lo tuve pero es verdad que últimamente estoy mas apegada al perro, concrétamente desde que me folla.


El animal también tiene obsesión por mi, porque en cuanto me olisquea un poco ya viene corriendo a buscarme para clavarme la punta, mi pareja ha llegado a estar un poco celoso, pero por supuesto yo hago la zooflia a escondidas, lo último que quiero es que mi hombre me pille cogiendo con el perro, pero dejarlo por supuesto que nunca, ahora que he descubierto algo tan rico, no pienso renunciar a ello.

9+
happy wheels 2 demo

Comments are closed.